Responsabilidad y diversión en 5 pasos. ¿Cómo conducir una moto con su hijo?

Publicado el : 25 marzo 20215 tiempo de lectura mínimo
Un viaje seguro con un niño en moto no sólo es posible, sino que será una gran aventura y una lección de seguridad para el joven pasajero.  Es importante estar bien preparado y dar siempre un buen ejemplo a su hijo. Aquí tiene 5 consejos para conducir una motocicleta de forma segura con su hijo.

¿Quién de nosotros, los padres, no sueña con compartir la pasión por el motociclismo con su hijo? Sí, si Dios quiere, el niño pilla el gusanillo, estallamos de orgullo y se nos escapan las lágrimas de alegría. Sin embargo, hay tantos mitos y opiniones sobre la conducción conjunta de una motocicleta que hemos decidido analizarlos.

Según la ley polaca, cualquier niño mayor de 7 años puede conducir una moto sin ninguna restricción. Si el niño es más pequeño, la velocidad máxima de una motocicleta es de 40 km/h. Un requisito adicional especificado por el legislador es el uso del casco. Lamentablemente, el reglamento no menciona ninguna otra protección pasiva, dejando esta responsabilidad al conductor.

Esto en cuanto a las regulaciones. ¿Y cómo debe ser un viaje seguro con un niño? Aquí tienes 5 consejos de MotorcycleSupport.

1. elegir la ropa y el casco adecuados

Un casco demasiado grande, prestado por un amigo o comprado por Internet no servirá. La parte más importante de la protección de su hijo debe estar bien ajustada y certificada. La solución más segura, aunque no la más cómoda, será un casco integral, que además protege la mandíbula del pequeño pasajero. Antes de montar, compruebe siempre que su hijo se ha abrochado bien el casco y que no hay correas o hebillas que cuelguen sueltas alrededor de su cuello.

Los demás componentes de la protección pasiva -chaqueta, pantalones, botas y guantes- deben estar fabricados con materiales resistentes a la abrasión y contar con una protección certificada adecuada. Las prendas textiles pueden ser un poco más holgadas, ya que casi siempre tienen tirantes que permiten ajustarlas. Las chaquetas y los pantalones de cuero deben quedar bien ajustados.

2. Tener siempre un portador en la espalda.

Un niño sentado en el asiento delantero puede limitar el control de la motocicleta. En una parada de emergencia o en un impacto, lo más probable es que un niño pequeño pase por encima del manillar porque los niños tienden a mantener las manos en el depósito de combustible, lo que no estabiliza su posición. Intentar sujetar a un niño con la mano en una situación así limitará su capacidad de maniobra con la motocicleta.

Colocando a un niño en el asiento del acompañante, puede estar seguro de que no se caerá en caso de frenada brusca. La desventaja de esta solución es la situación en la que se acelera dinámicamente: el pequeño pasajero puede caerse de la máquina. Un efecto similar puede producirse si el niño se queda dormido mientras conduce.

Si no tiene un maletero trasero con respaldo y reposabrazos, la solución al problema puede ser un cinturón especial que ate al conductor y al pasajero pequeño, protegiendo a este último de la caída. También existe un cinturón con asas para el pasajero, pero requiere disciplina por parte del niño, por lo que se recomienda para conductores más experimentados. También están disponibles asientos especiales en la parte trasera. Asegúrese siempre de que las piernas de su pequeño pasajero descansen en los reposapiés.

Los niños aprenden por modelado, es decir, imitando el comportamiento de otros sin saber si es correcto: un paseo de papá en su moto sin casco puede llevar a imitar este comportamiento en el futuro.

La frecuencia del modelado aumenta con la importancia del modelo como autoridad para el niño, que suele ser el padre, un motorista. Demos ejemplo a los niños desde pequeños para que adopten actitudes y comportamientos adecuados en la carretera.

3. Garantizar el confort

El cuerpo de un niño se enfría más rápido que el de un adulto, así que asegúrese de que su hijo esté cómodo. Recuerde que toda prenda de moto debe proporcionar un nivel adecuado de protección pasiva. El traje pronto resultará demasiado pequeño, pero no vale la pena salvar la salud o la vida de su hijo.

Diez rutas imprescindibles en moto
Chaqueta de moto de turismo: ¿qué elegir?

Plan du site